Marcovich, un alebrije musical

Foto: Rocío Torres
Foto: Rocío Torres

CUIDAD DE MÉXICO- Entre ritmos, formas y colores, Alejandro Marcovich presenta su nueva producción Alebrije, un disco que promueve sencillez, por otro lado una saturación y mezcla de sonidos. “Estoy  presentando un disco que no presume de grandes letras, son sólo fragmentos, que las llamo letras minimalistas” argumentó.

El músico argentino, asegura que en sus composiciones es importante rescatar las  raíces con las que creció, y esta nueva producción no es la excepción: “aquí estoy tantos años después presentando un disco que refleja una identidad latinoamericana profunda. Quería proponer música rock con raíces latinoamericanas, pero con la teatralidad y la fuerza del rock, eso es este disco”.

Foto: Rocío Torres
Foto: Rocío Torres

Y no sólo habló sobre su aportación al género, pues afirma que Latinoamérica merece ser estudiada en el aspecto musicoetnológico: “cuando se piensa en rock latino siempre se habla de Santana, y sí, el sonido de Santana y el discurso que tiene es muy bueno, pero se queda muy corto en relación a la música que hay en toda Latinoamérica”.

“La música me impulsó a salir adelante y le estoy muy agradecido. Mi mayor orgullo como guitarrista es tocar frases de herencia andina, afroantillana, sintiendo bonito en mi panza, en el corazón, en mi espíritu”, así es como Alejandro expresó su emoción al seguir creciendo en su carrera musical, ahora explorando su etapa individual.

Por otro lado, el cantante asegura estar dando un paso importante en su carrera como solista, ya que en Alebrije no sólo es guitarrista y arreglista, sobre esto comentó: “este es mi segundo disco como solista, entre comillas, pues es realmente el primero en el que pude atreverme a sacar mi faceta de compositor”.

Finalmente, Alejandro Marcovich explicó que esta producción es un reflejo de lo que actualmente es, desde la portada hasta las letras minimalistas, por lo que señaló que “la portada es un alebrije real que hizo Daniel Soto, con especificaciones claras sobre mi personalidad. Un alebrije representa una especie de monstruo fantástico. Yo no soy ni un monstruo ni fantástico, pero soy de carne y hueso. Eso es en lo que me he convertido como músico”.

Foto: Rocío Torres
Foto: Rocío Torres

Por: Rocío Torres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s