Cuando la muerte nos alcance

 

emdi1Día de Muertos, considerado como la festividad de más tradición y representatividad en la cultura mexicana, se llevará a cabo los días 1 y 2 de noviembre.

Su origen tiene antecedentes relacionados con el mestizaje surgido de la conquista española, por lo que la tradición enlaza rasgos culturales indígenas y españoles que dieron lugar a los ritos y ceremonias que se realizan alrededor de la festividad.

En los hogares mexicanos, la creencia popular es que las almas de los seres queridos regresan desde la tumba durante estas fechas, motivo por el que se recibe a las ánimas con una ofrenda multicolor que incluye alimentos, bebidas, objetos y fotografías propias de los familiares difuntos.emdi2

Estas fechas implican la visita a los panteones, donde los familiares colocan velas y flores sobre las tumbas como una forma de iluminar el camino de las almas en su regreso a casa.

Aunque estas fechas se conmemoran en otros países alrededor del mundo, en México no sólo se recuerda a los muertos con solemnidad, sino que también se percibe a la muerte de una manera peculiar, mediante la sátira, los mexicanos nos burlamos y convivimos con ella.

El colorido de la celebración pasa de boca en boca, ironizando las imágenes que se tiene de los personajes conocidos y cercanos mediante la elaboración de calaveras literarias, versos en rima que usan el tema de la muerte con intención humorística, creatividad y picardía en las composiciones.

Al acercarse esta celebración, las calles de México se llenan del aroma del pan de muerto, elemento siempre presente en las mesas y ofrendas de los hogares mexicanos, donde el más popular es redondo, cubierto de azúcar blanca o roja, y con tiras que simulan huesos, recordando los montículos que servían como tumbas en el México prehispánico.

El color característico de estos días es el amarillo, por ello, la flor de cempoalxóchitl es utilizada tradicionalmente en las ofrendas y los panteones, que al llenarse de color llaman la atención de visitantes, siendo algunos de los sitios más visitados durante estas fechas en el Distrito Federal, Mixquic y Xochimilco.emdi4

México posee gran diversidad en muestras de colorido y tradición de Día de Muertos, pero es importante recordar que los elementos más comunes y que no pueden faltar en las ofrendas de los hogares mexicanos son las flores de cempoalxóchitl cuyo color representa la luz y se utiliza para ayudar a los muertos a encontrar el camino de regreso a casa; sal, agua e incienso, utilizados para purificar el alma; cruz de tierra, para recordarle al difunto su fe; cirios o veladoras que forman una cruz y que indican los cuatro puntos cardinales; pan de muerto y calaveras de dulce, la fotografía de o de los difuntos y la comida y bebida que en vida disfrutaba más.

Recordemos a los muertos, celebremos su descanso, festejemos la vida que nos queda y mantengamos las tradiciones para ser recordados en su momento, cuando la muerte nos alcance.

 

 

Escrito por: Manuel González Olvera
@Manu_Patekatl
Fotografía de: Manuel González Olvera

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s