Crónica de #YaMeCanse #20NovMx

SDC14948

Al principio, lo admito, tenía miedo, sería la primera vez que iría a una movilización tan importante contemplada para un 20 de noviembre, fecha simbólica para México. La desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, el descontento por el órgano gubernamental, la desigualdad social, entre otros,  contextualizaban el hartazgo social y por ende, la marcha cobraba más relevancia.

Lo desconocido y el riesgo estaban por delante, pero algo me hacía seguir. Salí de casa y me dirigí al Metro Cuatro Caminos con la intensión de encontrar al contingente de mi Facultad, la FES Acatlán y por supuesto mi carrera, Comunicación.

16:30 horas. Todo era inusual, las largas filas en las taquillas hoy se convertían en una gran cantidad de estudiantes dispuestos al cambio social, “fuera Peña, fuera Peña” coreaban sin cesar, procedían de Cuautitlán, institución hermana. Otro reducido grupo pertenecía al Politécnico. “Los de Acatlán apenas vienen”, dijo una chica, tras preguntarle, respondió que venían tarde y arribarían en 30 minutos. A esperar, no quería emprender está aventura sintiéndome sólo. Mientras los goyas eran reiterados por los compañeros de Cuauti al mismo tiempo que daban paso al “metro popular”, o sea, dejaban que la gente ingresara gratuitamente.

17:00 horas. Había transcurrido esa media hora de espera, 15 minutos antes los dos contingentes y un tercero de CCH Naucalpan, tomaron el metro rumbo a Tlatelolco. Alrededor de las cinco los murmullos señalaban la llegada de la FES. “Salimos tarde de la escuela y la lluvia nos retrasó más”, comentó una colega de Comunicación. Poco a poco se unieron grupos de Historia, Pedagogía, Derecho, Enseñanza de Inglés, Sociología.

La cantidad de estudiantes “acatlecos” estaba tan nutrida que las autoridades del metro se vieron en la necesidad de asignar un solo tren para la comunidad universitaria, nuestro destino, Hidalgo.

17:50 horas. La estación Hidalgo fue colapsada por nuestro contingente, procedía transbordar hacía Tlatelolco, mientras esperábamos el tren las exigencias no cedían “vivos se los llevaron vivos los queremos”, “uno, dos, tres… cuarenta y tres, justicia”. La actitud de los demás usuarios era dispar, unos se solidarizaban con la causa, otros pasaban indiferentes. Nuestros planes se veían arruinados, personal del metro determinó sacarnos de la estación. Era el momento de decidir qué haríamos, ir a Tlatelolco para alcanzar a otro contingente de Acatlán, o bien, dada la tardanza, partir directamente al Zócalo. Pero alguien planteó esperar a nuestros compañeros a la altura del Palacio de Bellas Artes. La marcha apenas iniciaba.

Avanzamos sobre la avenida Hidalgo, pasando a un costado de la Alameda Central, todo en orden y sin ningún problema de violencia o provocación, por fortuna no existió ningún cuerpo de granaderos que impidiera la libre expresión, y por nuestra parte no hubo acto de rebeldía, se disfrutaba de una marcha amena.

18:45 horas. Bellas Artes marcó el punto de reunión para los dos contingentes originarios de Acatlán, sin embargo no lo fue pues el eje Lázaro Cárdenas estaba congestionado por la multitud estudiantil, escuelas del Politécnico, UNAM, UACM, entre otras.

Seguimos caminando por la angosta calle de Tacuba, el avance era lento mas no cansado, las banderas doradas con el escudo de la UNAM ondeaban con aire libertario, lo mismo los distintivos color vino del IPN.

Durante esa parte hubo ciudadanos que se unieron al grupo, el cual los reconocía con un alentador “el pueblo consciente se une al contingente”. Por las banquetas la gente apoyaba con aplausos, variedad de pancartas con mensajes esperanzadores, pidiendo justicia no sólo por 43 alumnos sino por los miles de desaparecidos o fallecidos a lo largo de estos años.

Me percaté que además del estudiantado, hay sociedad preocupada y que paulatinamente va despertando de tanto letargo. Daba gusto ver en menos de 7 metros a estudiantes, adultos, familias, una mamá y su hija con veladora en mano, niños pequeños, señoras y señores de avanzada edad, la unión fue notable.

 20:40 horas. Apenas entrabamos a la plancha del Zócalo, el sitio final. El mitin celebrado por los padres de familia de los normalistas ya había concluido, compañeros de otras escuelas ya se retiraban, pero aún quedaban algunos. Tras haber cantado el himno nacional un chico mencionó, “quien vaya ir a cubrir el paro en la escuela váyase con los de Historia”. Tomaron su camino, el contingente en general se dispersó y yo, en solitario, me quedé a observar los diferentes carteles expuestos en la explanada.

21:00 horas. Justo tomaba fotografías cuando de la nada se escuchó varios “¡Pum!, ¡pum!” estremecedores, todos comenzaron a voltear a Palacio Nacional pues de ahí provenían esos ruidos, sí, eran petardos lanzados a la puerta. “No violencia, no violencia” gritaban. De forma inesperada vi como una pequeña turba corría dirigiéndose a donde estaba yo, instintivamente corrí a los costado de la plancha. Pronto se calmó esa persecución a cargo de los policías. Recorrí por otros cinco minutos el Zócalo y me salí por la oscura calle de Madero, habían apagado todas las luces. Encontré un contingente de CCH Vallejo que se iba y para no salirme sólo me acerqué a ellos. Al cerrarse la puerta del tren en Metro Bellas Artes sabía que la andanza había concluido. Nunca encontré a algún amigo, ellos venían desde Tlatelolco, marché a lado de otras carreras ajenas a la mía sin conocer a nadie pero me sentí seguro pues compartimos la misma Facultad.

Cuando llegué a casa las noticias en televisión rompían con la fraternidad, solidaridad y unión que yo experimenté, las notas daban prioridad a la violencia provocada por una minoría. Situación que me enfadó, pero me animé sabiendo que no era cierto todo eso, las imágenes y vivencias ocurridas eran contrarias al recordar a toda la gente marchando en armonía.

Escrito por:Octavio Sánchez
@OctavioSL92

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s