Ese Dictador y sus locuras

Ese Dictador y sus locuras1
Si empezamos a hablar de dictadores en la historia, el primero que viene la mente es Hitler, otro más Benito Mussolini, Kim Jong-Il y el más actual Muamar el Gadafi o Saddam Hussein, pero hoy quiero hablar sobre un dictador que fue severo y a la vez ridículo en sus caprichos al sentir el poder en sus manos.

Saparmyrat Nyýazow fue presidente de Turkmenistán, un pequeño país situado en Asia Central, que obtuvo su independencia en 1991.

Nació el 19 de febrero de 1940, quedó huérfano a temprana edad y vivió en un orfanato, a pesar de esto se tituló como ingeniero industrial del Instituto Politécnico de Leningrado en 1966.

Fue miembro del Partido comunista de la República Soviética de Turkmenistán ya que este país formaba parte de la Unión Soviética llegó a ser el líder del partido, y tras la disolución de la Unión pasó a ser presidente vitalicio en el que su dictadura duro 21 años (1985 – 2006) este líder murió a los 66 años.

Dentro de su delirio de grandeza se autoproclamo Türkmenbaşy, cuyo significado es “Líder de todos los turcomanos”.

El culto a su personalidad era tal que a donde el llegara tenían que presentarlo como: Su excelencia Saparmurat Nyyazov, líder de toda la etnia Turcomana, presidente de Turkmenistán y gobernante del gabinete de ministros, su capricho era que así se tenían que dirigir a él ya sea en persona, en radio, prensa y televisión.

Un gran megalómano que deja o todos los demás dictadores en pañales, mandando poner su rostro en todas partes: camisetas, relojes, paredes, pinturas, pancartas e incluso en el logotipo de los medios de comunicación, hasta llegar a botellas de vodka y brandy que eran sus bebidas por elección.

Su imagen no podía faltar en todos los billetes y monedas de la nación. Mandó a construir estatuas por todas partes con su imagen, todas de color dorado y una de oro que se encuentra en una plataforma móvil, esto para que su cara este siempre frente al sol.

¿Qué más falta? hizo cambiar la palabra pan por “Gurbansoltanedzhe” que era el nombre de su madre. Cambió los nombres de enero y abril, que pasaron a llevar los nombres de Türkmenbaşy en su honor y de su difunta madre Gurbansoltanedzhe, respectivamente. El 12 de febrero es fiesta nacional porque es su cumpleaños.

Escribió un libro que lleva por nombre Ruhnama (libro del alma) en donde reinterpreta y reescribe la historia, para él es un tipo de código moral, es obligatorio que cada librería y casa tenga copias, además mandó a construir una versión gigante la cual no es solo un monumento sino un libro de verdad.

Por si esto fuera poco, cada joven que quiera graduarse o sacar una licencia de conducir está obligado a aprenderse de memoria el libro y para rematar el hombre dijo que tiene que ser leído una vez como requisito para entrar al cielo.

En este país existe uno de los desiertos más calurosos del planeta el Karakum en donde mandó a poner un oasis con lago, porque según él, le ayudaría a controlar el clima de su país. Quiso mandar a construir un palacio de hielo en el mismo desierto (sí como lo estás leyendo) que claro no pudo ser realizado.

Él fue Saparmyrat Nyýazow un dictador megalómano y locura por el poder.

Esto es poco de lo que este hombre hizo a lo largo de su mandato, te invito a que busques más información y nos la compartas.

Por: Daniel Sánchez Figueroa
Twitter: @danielinch

One response to “Ese Dictador y sus locuras

  1. Reza la leyenda que obligo a todos sus ministros a realizar una media maratón, y al que llego de ultimo lo descuartizo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s